PINTAR-ARMARIO-MELAMINA-BLANCO

SOBRE EL TUTORIAL DE PINTAR MUEBLES

Aunque en nuestra empresa de reformas dominamos las técnicas de pintura más habituales, nuestros clientes nos preguntan habitualmente cuál es la forma más adecuada para pintar muebles.

Sé que parece un proceso simple. Sólo tienes que coger un pincel y pintar, ¿verdad? Lo cierto es que no. Si desea un acabado de aspecto profesional y que duradero (esa es la clave, no queremos astillas ni pintura desconchada), hay algunas pautas que debe seguir.

CÓMO PINTAR MUEBLES

Aunque hay muchas técnicas de repintado de muebles, en este artículo sólo cubriremos los fundamentos de la pintura.

De acuerdo, vamos al grano.

PASO 1.- ¡PREPARACIÓN!

Primero, prepare su mueble. No puedes aplicar directamente la pintura y esperar buenos resultados. Se acabará desconchando y no durará. Lo primero que me gusta hacer antes de pintar una pieza es darle una buena limpieza, especialmente si ha estado en un lugar polvoriento. El aguarrás correctamente mezclado funciona muy bien y es seguro para la melamina. Desmonta las puertas antes de pintar y trabaje con ellas por separado.

PASO 2.- LIJADO

A continuación, lije su armario y retire todo el acabado brillante para que la pintura tenga una buena superficie a la que “agarrarse”. El papel de lija de grano fino suele ser suficiente. Basta con quitar el acabado brillante. No es recomendable utilizar lijadoras eléctricas, un taco de lija es más que suficiente.

PASO 3.- IMPRIMACIÓN

Cuando su mueble esté seco y libre de polvo, aplique una primera capa de imprimación. Esto ayuda a que la pintura se adhiera mejor a la pieza y cubrir cualquier mancha o decoloración de la pieza. La imprimación a base de aceite es excelente para muebles.

PASO 4.- LIJAR DE NUEVO

Usaremos un papel de lija de grano fino para lijar ligeramente la pieza entre CADA UNA de las capas de pintura. Esto le ayuda a conseguir un acabado mucho más profesional y uniforme. Asegúrese de eliminar el polvo de lijado y que la lija cumple su función a la perfección.

PASO 5.- PINTAR

Ahora que tiene su pieza lista y preparada, es el momento de pintar. Para los muebles, utilizo pintura de base acuosa de color blanco, generalmente en un acabado mate. Las pinturas de baja calidad mostrarán las huellas y y serán más difícil de limpiar. Cuanto más brillante sea el acabado, más fácil será la limpieza.

Entre cada capa es necesario pasar una lija de grano muy fino. Este paso es muy importante si desea lograr un acabado uniforme. Normalmente son necesarias dos o tres capas en total.

Hay varias maneras diferentes de pintar. Puedes usar un rociador de pintura, pintura en spray, brocha o rodillo. Normalmente utilizo un pequeño rodillo de espuma en las partes principales de los muebles y una brocha en las partes de difícil acceso, usando primero siempre la brocha. El rodillo ayuda a evitar el efecto “brochazo”.

La pintura tiene un poder increíble para transformar cualquier pieza. A continuación os mostramos un vídel del proceso de pintado en blanco de un armario de melamina.

Pintar armario empotrado de blanco

Espero que este tutorial te haya sido útil! Si tiene alguna pregunta sobre cómo pintar muebles, por favor, no dude en dejar un comentario.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *