Si afrontas la reforma de un baño muy pequeño, tratar de hacer que todo quepa en el espacio disponible es una tarea que requiere cierta planificación.

Entre los desafíos podemos destacar: configurar el inodoro y el lavabo según permitan bajante y tuberías, dejar espacio suficiente para una ducha y, por supuesto, encontrar el espacio adecuado para las toallas.

Si estás pensando reformar un baño pequeño, a continuación te damos unos consejos que te resultarán de suma utilidad.

1. Instale un lavabo esquinero

A veces incluso un lavabo de pedestal puede dificultar el único pasillo de tráfico disponible en un baño.
Por el contrario, si optamos por un lavabo de esquina frente al inodoro funciona mejor que colocar un lavabo frente a la ducha. La apertura y el cierre de la puerta de la ducha suele crear una situación incómoda para caminar.

lavabo-esquinero

Un lavabo esquinero puede ser la solución

2. Utilice un patrón a gran escala.

Un patrón a gran escala, como una cenefa horizontal ancha, puede cambiar nuestra percepción y hacernos ver el espacio más grande de lo que es.

Los metros cuadrados pueden seguir siendo los mismos, pero tu baño puede parecer más grande.

3. Mamparas de apertura horizontal.

Una mampara de ducha que se abre de forma paralela a la pared frontal, ahorra espacio en comparación con una puerta de vidrio que necesita ser extraída parcialmente para entrar en la ducha.

Las combinaciones de ducha y bañera pueden caber en espacios pequeños.

baño-pequeño-ducha

Utilice las mamparas adecuadas

4. Utilice toalleros en las puertas

Cuando el espacio es mínimo, montar un toallero en la puerta de la ducha mantiene las toallas a mano. Es posible que tenga que guardar la mayor parte de sus toallas en un armario de ropa cercano, pero es esencial tener una toalla cerca para secarse.

5. Valore la posibilidad de elevar el lavabo.

Además de ayudar visualmente a que el cuarto de baño parezca más grande, el montaje de un lavabo por encima del suelo libera un poco de espacio para objetos pequeños.

lavabo-elevado

Lavabos elevados

6. Precaución con las esquinas

Los espacios estrechos pueden hacer que las esquinas afiladas se conviertan en un peligro para las caderas.

Si las esquinas del mueble del lavabo se interponen en el camino, opte por un modelo redondeado.

Sí, un lavabo redondo puede funcionar en un espacio cuadrado. Mucho que sufrir magulladuras en sus caderas.

7. Instale estantes encima del inodoro.

Esta idea se puede ejecutar con estanterías de madera o de piedra.

Unos estantes inteligentemente distribuidos crean el espacio suficiente para unos pocos artículos necesarios.

La colocación del inodoro no se ve afectada, y la apariencia es minimalista y limpia.

8. Expande el espejo.

En los espacios más estrechos, tener un espejo estirado a través de la pared en lugar de sólo el lavabo puede permitir que dos personas lo usen a la vez.

En condiciones de espacio muy reducido, cada centímetro ayuda.

9. Elija un mueble de lavabo de manera inteligente.

Puede contener desde toallas hasta papel higiénico. Los problemas de almacenamiento en los baños pequeños muchas veces no nos permiten desaprovechar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *